Home > Patrimonio de Peñacerrada-Urizaharra > Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Peñacerrada-Urizaharra)

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Peñacerrada-Urizaharra)

La iglesia románica de Nuestra Señora de la Asunción se levantó en el siglo XIII, aunque en los siglos XVI y XVIII se amplió y se subieron las paredes, quedando en la iglesia algunos restos de la primitiva, como la cornisa románica con canecillos y una sarta de perlas que se pueden ver en el exterior, en las fachadas Norte y Sur.

Cuenta con dos pórticos y dos portadas. En el lado Sur, un pórtico con dos arcos de medio punto acoge la portada románica (Siglo XIII) decorada con ocho columnas rematadas con capiteles de motivos florales y humanos, sobre las que se asientan las arquivoltas, también decoradas y cerradas por un tímpano labrado y una ventana también románica, decorada con un arco. El pórtico del lado Norte se construyó en 1771, con dos arcos de medio punto que dan paso a la portada neoclásica con dos medias columnas y capiteles decorados con guirnaldas, así como una cornisa dentada.

La planta de la iglesia es rectangular y tiene cuatro capillas, cubiertas éstas por una bóveda gótica de crucería, con nervaduras en forma de estrellas.

Un arco rebajado decorado con florones y una cornisa denticulada sostienen el coro, que contiene una sillería tallada de estilo rococó, con la imagen sedante de San Andrés.

La sacristía, de bóveda de arista con dibujos geométricos, tiene una preciosa cajonera rococó  a modo de altar, donde se encuentran las imágenes de Jesús Crucificado y varios cuadros de santos, destacando uno de la Inmaculada. En lo alto, una talla de la Virgen preside la cajonera. Contiene además a modo de museo varios relicarios, de los que destaca un Lignum Crucis de plata repujada, donado por los Ramírez con su escudo grabado, y un cuadro pintado de Fray Jacinto Martínez Obispo de la Habana.

La torre es de piedra, de sillería y muy esbelta, con cuatro arcos de medio punto, y rematada por una cúpula. En ella se alojan las campanas y el reloj.

El retablo central plateresco, del siglo XVII, acoge el sagrario junto con dos hermosos relieves de la vida de Jesús. En su parte central figura el grupo de Santa Ana, la Virgen María y el niño Jesús. En la parte superior, una magnifica talla de Nuestra Señora de la Asunción, titular de la iglesia. Cerrando el altar, el Calvario. Una bonita talla de la Virgen de Estíbaliz se encuentra en el lado izquierdo del altar. Las capillas laterales están dedicadas a diferentes tallas: El Santo Cristo del Amparo, San Francisco Javier, Nuestra Señora del Rosario, San José, la Virgen de la Misericordia. La capilla enrejada de Nuestra Señora de los Dolores ostenta las imágenes de Jesús Nazareno, Cristo en la columna, el Ecce Homo, y Jesús en el Sepulcro. La pila bautismal se encuentra instalada en esta capilla.

Otra información de interés

Imágenes:

Leader + Gobierno Vasco Europa